Home  

  • 2 septiembre, 2018

    Cómo estimular el perineo a tu pareja

    Si eres de las que aún piensas que lo del punto G masculino es un mito, seguramente cambies de opinión después de saber qué es el perineo y lo que puedes conseguir estimulando esta zona del cuerpo de tu pareja.

El cuerpo humano, tanto de ellos como de ellas, está repleto de secretos que muchas personas no han descubierto aún, pero que pueden resultar extremadamente placenteras. Si ya conoces lo estimulante y excitante que es que te toquen las orejas durante el coito, que te besen por el cuello o lo que excita un buen masaje en los pies si sabes dónde tocar, es hora de que conozcas el secreto del punto G masculino.


¿QUE ES EL PERINEO?
Se trata de ese espacio que se encuentra entre los testículos y el ano y que muchas mujeres ni siquiera se han fijado en él (y ellos tampoco). Sin embargo, existen ocho músculos diferentes en la zona del perineo, uno de los cuales tiene que ver con la erección de los hombres. Además, justo debajo del perineo se encuentra la próstata, un órgano con un poder sexual enorme.


Es por este motivo que el punto G masculino, ese punto que al tocarlo bien hace llegar al hombre al clímax de una forma extraordinaria, se sitúa en el perineo.

COMO ESTIMULAR EL PERINEO
El perineo es una zona muy sensible a cualquier tacto. Existen estimuladores pensados para esta zona que puedes comprar en cualquier tienda de artículos eróticos. Pero si te apetece más probar a ti misma, hay distintas formas de hacerlo.


El perineo puede estimularse con un masaje. Como es una zona bastante pequeña y sensible del cuerpo masculino, deberás masajearla con mucha suavidad. Utiliza la yema de los dedos para rozarla, primero levemente, y prueba después otras cosas.


Durante el masaje puedes alternar las zonas. Puedes masajear los testículos o el pene e ir alternando con el perineo. Trata de no incidir en exceso en esa zona, ya que la piel es muy delicada y podrías provocarle una irritación.


Conforme avances con el masaje podrás ir viendo cómo se excita más y más. Puedes hacer esto mientras él juega con otra parte de tu cuerpo. Pero presta atención a lo que haces y dedícale tiempo si quieres conseguir darle el máximo placer.


Tampoco dejes de incluir la zona del perineo cuando practiquéis sexo oral. Al igual que ocurre con el pene o los testículos, ellos se sienten muy excitados cuando usas tu boca en el perineo.


Juega también alternando entre las tres partes y también puedes combinar el sexo oral con los masajes. Estimular al máximo a tu chico dependerá de la imaginación que le eches y el tiempo que le dediques.


 

No olvides que existen posturas durante el coito que te van a permitir “tener a mano” la zona del perineo y los testículos. Por ejemplo, en la postura del misionero, puedes probar a estimularle el perineo con un masaje mientras hacéis el amor, para que él disfrute al máximo en todas las etapas del sexo. Sobre todo, en el momento en el que esté a punto de llegar al clímax, estimula su punto G para que experimente una sensación que nunca antes haya sentido. Notarás su placer en su reacción y aprenderéis a disfrutar mucho más del sexo. Ten por seguro que te pedirá él mismo en más ocasiones que le hagas eso.

Otra de las formas que existen de estimular el perineo es a través del ano. Aunque pocos hombres se prestan a este tipo de juego, el que lo prueba repite. Prueba a introducir los dedos en su ano o algún juguete erótico creado para hombres (estos juguetes suelen tener una zona que estimula el perineo).
estimular perineo

 

El sexo es muy importante en cualquier relación. Tanto si estás desde hace tiempo con un chico como si estáis empezando a conoceros, explorar y experimentar con su cuerpo es una actividad que no puedes permitirte no practicar. Toqueteando, masajeando, besando y acariciando encontraréis los dos zonas que os excitan y estimulan en gran medida y conseguiréis mucho más placer en todos y cada uno de vuestros encuentros sexuales.